Es una realidad: el verano toca a su fin. Vacaciones, playas, siestas…. con la vuelta a la rutina podemos sentirnos más bajos de ánimos. Igual piensas que no tiene solución, pero sí la tiene. Desde Wetaca queremos darte una serie de consejos para que esta vuelta a tu día a día no se haga cuesta arriba:

1) Haz ejercicio

¡Debemos cumplir los propósitos de hacer más deporte! Nada mejor que el comienzo del nuevo curso para adquirir un nuevo hábito saludable. Marca unos objetivos definidos y realistas para los próximos meses. Ser constante es una de las claves y no te desanimes si al principio cuesta coger el ritmo, en unos pocos días te sentirás mejor y con más energía para afrontar “la vuelta al cole”.


2) Descansa

Recupera tu rutina de sueño. Es fundamental dormir las horas correspondientes para sentirte lleno de energía en tu jornada laboral. Por ello evita distracciones antes de acostarte y procura realizar cenas ligeras y un par de horas antes de dormir.
dormir-bien


3) Come bien

Lo más importante es tu alimentación, porque hay varios nutrientes que influyen notablemente en nuestro estado de ánimo.

Se recomienda el consumo de alimentos con el aminoácido triptófano. La concentración de este aminoácido en sangre está directamente relacionada con la serotonina. La serotonina es una hormona que influye en el equilibro del estado de ánimo, la función intestinal, el apetito y ciclos del sueño, entre otras funciones fisiológicas. El triptófano es uno de los aminoácidos esenciales –el organismo no es capaz de sintetizarlo por sí mismo. Tiene efecto ansiolítico y antidepresivo.

Tras periodos de estrés esta hormona se ve afectada. Para recuperar los niveles adecuados de serotonina en nuestro organismo debemos consumir alimentos ricos en triptófano y ácido fólico que proporcionan el efecto anti estrés.

Otro nutriente indispensable es la vitamina C, que ayuda a combatir los efectos negativos producidos por el estrés, ansiedad y cansancio.

Los ácidos grasos omega 3 y omega 6, también son esenciales en la depresión. Ayudan al equilibrio mental y la concentración.

omegas

Los alimentos principales que nos van a ayudar a recuperar las fuerzas y positividad necesarias para incorporarnos de nuevo en la rutina serían:

         –Verduras y hortalizas verdes, que son muy ricas en ácido fólico. Por ejemplo la lechuga, berros, espinacas y espárragos. También la calabaza, apio, cebolla, tomate, zanahoria y pepino, son hortalizas que influyen en el estado de ánimo.

         –Frutas, dos o tres al día. Sobre todo plátano, ciruela, piña, mango y aguacate. También los ricos en vitamina C -como el kiwi, naranja y mandarinas- tienen un papel importante en el sistema inmunitario y en el estado de ánimo.

         –Frutos secos y semillas. Las nueces, cacahuetes, almendras, sésamo y semillas de girasol tienen alto contenido de triptófano y en ácido graso omega 6.

         –Pavo y el pollo, son ricos en proteínas en general y contribuyen a un buen aporte del aminoácido triptófano.

         –Pescados azules, ricos en omega 3. Como el salmón y el atún.

         –Queso y lácteos por su contenido de triptófano. Preferiblemente desnatados, para evitar el consumo excesivo de grasas.

lacteo

 

Por último, debes encontrar tiempo exclusivamente para ti ¡Y para eso estamos nosotr@s! Revisa los 18 platos que te proponemos esta semana y haz tus elecciones más saludables. O si tu propósito es principalmente deshacerte de esos kilitos de más que han venido con el verano, puedes pedir nuestro menú ligero. Este menú está configurado por nuestra nutricionista, eligiendo los platos con menor contenido calórico de la semana.

prueba
PD: Ahhh! Y no te olvides de incluir tu fruta, seleccionada cuidadosamente, fresca y de temporada.