María Rodríguez es clienta habitual de Wetaca desde hace dos años. Realiza sus pedidos semanalmente y a través de una encuesta telefónica nos contó la forma en la que nuestro servicio le han ayudado a conciliar mejor los horarios laborales con el tiempo para su familia. Y es que al igual que muchos de nuestros clientes, María nos confesó que tras el nacimiento de su hijo no le daba tiempo de hacer prácticamente nada.

Ya sabemos que cuando eres padre el tiempo se convierte en el bien más preciado del universo. De un día para otro pasas de desayunar con diamantes a desayunar con lactantes, del bolso de fiesta minitalla al bolso sin fondo al estilo Mary Poppins, del coche deportivo biplaza al monovolumen más espacioso del mercado.

Por ello, nos hemos desplazado hasta el trabajo de María, dónde recibe su pedido semanal, para que nos cuente su experiencia de una forma más personal. Así que, si por casualidad estás andando por casa y acabas de pisar un lego, lee esto, porque te interesa y mucho.

María, lo primero de todo ¿Cómo conociste Wetaca?

Leí una noticia en un periódico y me animé a buscar la web por internet.

¿Qué hacías antes de comer con Wetaca?

Cocinaba los fines de semana para tener la comida lista el resto de la semana.  También mucho tupper de la suegra…

¿Qué es lo que te motivó a realizar tu primer pedido? ¿Y el segundo?

Sin duda, cuando realicé mi primer pedido, tomé la decisión por la relación calidad precio, ya que me pareció muy buena. Como mi primer pedido me confirmó esta idea decidí realizar el segundo porque me encantó la calidad de la comida. Así hasta el día de hoy, en el que llevo ya dos años haciendo pedidos semanalmente.

¿Te ha ayudado Wetaca en tu vida diaria? ¿De qué forma?

Si, mucho. Tengo mucho más tiempo libre  para poder realizar cualquier otra actividad, sobre todo pasar tiempo con mi familia. Las tardes las dedico a mi hijo sin tener que ocuparme de preparar la comida del día siguiente. Puedo recogerlo de sus actividades y seguir con mis horarios profesionales. Además, puedo hacer más vida familiar al llegar a casa y conseguir una rutina diaria sana y organizada.

¿Qué es lo que más te gusta de Wetaca?

La calidad de los productos que se utilizan en sus recetas. Se nota mucho que no tienen colorantes ni conservantes. Además, me permite mantener una buena alimentación disponiendo de comida casera y variada en el frigorífico.

Si tuvieras que hacer un ‘top 3’ de nuestros tuppers serían…

Pollo asado de la abuela, Verduras con aliño donostiarra y Atun teriyaki. Aunque tres me parecen muy pocos…

Tras un largo tiempo con nosotros, ¿qué le recomendarías a aquellos que están pensando en pedir y aún no se han animado?

Sin duda, que lo prueben. Ya solo ahorrarte pensar qué hacer de comer al día siguiente es todo un alivio. ¡Y además está todo muy rico!

Alguna curiosidad sobre tu experiencia con Wetaca…

Las chicas que reparten Wetaca me dicen que les encanta ir a mi trabajo, estoy en una biblioteca del siglo XVIII muy bonita.

Por último, desde Wetaca nos gustaría mandar un mensaje a todos esos padres primerizos. Tener un hijo es algo maravilloso, pero la falta de tiempo que conlleva tener un bebé en casa acaba pasando factura antes o después. Tampoco es cuestión de sentirse culpable por querer recuperar tiempo para uno mismo. No es sano sacrificar las cosas que os gustan. Es más es deseable hacerlas. Simplemente, se trata prioridades. Estresarse no sirve de nada. Es mejor aprender a organizar mejor tu tiempo.

Así que si como María quieres ahorrar tiempo en la cocina y dedicar más tiempo a tu familia. No dudes en probar la experiencia con Wetaca¿Qué mejor regalo para ellos que vuestro tiempo?