La expresión ¡que cocine Rita! está totalmente pasada de moda, ¿sabes por qué? Porque Rita prefiere ir al gym, salir con los amigos, escribir en su blog o ir a un restaurante a cenar con su pareja. We can do it sí, podemos hacerlo pero no queremos, o al menos no queremos hacerlo todo. Como cantaba Cindy Lauper “When the working day is done, girls just wanna have fun“, y tenía más razón que un Santo. Al final cuando salimos del trabajo lo único que queremos hacer es divertirnos, pero ¿cómo sobrevivir a trabajar, tener vida social y comer bien todos los días?  La respuesta es simple: ¿Que cocine Rita? No, ¡que cocine Wetaca!

Aunque no se llama Rita, ella es Macarena Campos, Directora de Marketing de una compañía de biotecnología y fan declarada de Wetaca. Nos comentó a través de Twitter lo mucho que le ayudábamos en su vida diaria, así que nos animamos a hacerle esta entrevista. Aficionada a viajar y redactora de un blog dónde escribe sobre novedades y tendencias digitales, nos confiesa que pensar y cocinar la comida para la oficina acabó convirtiéndose en su peor pesadilla, de la que por suerte pudo despertar cuando nos conoció. ¡Conoce su historia!

Macarena, lo primero de todo ¿Cómo conociste Wetaca?

Pues me impactasteis de varias maneras, vi una lona publicitaria recuerdo en la zona de Goya, consulté vuestra web y después el remarketing en las redes sociales, con una imagen muy cuidada, me animó a dar el paso.

¿Desde cuándo llevas usando Wetaca?

Unos 9 meses y que sean por ¡¡muchos más!!

¿Cómo lo usas?

Los martes o miércoles hago mi pedido semanal, que me traen los lunes por la mañana a mi oficina, y cuando llega el repartidor (que por cierto son muy majos…) me encanta ver lo que pone esa semana la caja.

¿Que hacías antes de comer con Wetaca?

¡Sufrir con el dichoso tupper! Y algunas veces iba al restaurante pero entre tener que esperar (tengo 1 hora para comer) y que a veces comes de más y terminaba hinchada no era de mi agrado.

El tupper era mi sufrimiento, pasaba los fines de semana o algunas tardes entre semana tras llegar del trabajo, preparándolos y pensando qué hacer para poder variar. Después recogiendo todo lo que había usado para cocinar y al final terminaba con lo típico que puede aguantar más (pasta, pollo…). Y el remate final era venir con ello cargada en el transporte público… ¡una pesadilla!

¿Qué motivó a hacer tu primer pedido? ¿Y el segundo?

Me sorprendió que la comida fuera tan rica y casera, las raciones me parecen más que suficientes y que por ejemplo, acompañados de una pieza de fruta, es ideal para aguantar bien hasta la cena. Son platos que yo en mi casa, ni de broma prepararía de tupper, por ello me permiten tener variedad y comer bien

También las diversas opciones y puntualidad en las entregas, enviándote un email para confirmar la franja horaria, sin duda es una tranquilidad.

Por último, la presentación (packaging) siempre haciendo un guiño al cliente y en el primer pedido recuerdo el detalle de un postre de regalo con una nota personalizada ¡¡me enamoró!!

¿Crees que Wetaca te ayuda a llevar una alimentación más sana y equilibrada?

Sin duda, como comentaba las raciones son buenas, y no tener que tirar siempre de lo mismo, que terminas harta y abusando de pasta o carne hecha “para salir del paso”, me permite tener mayor variedad y equilibrio y también evitar, por ejemplo, picoteos de media tarde.

Como Directora de Marketing, ¿te permite ganar más tiempo y organizar mejor tus horarios?

Uff sin duda… no sabéis el alivio que me supone y que me ha hecho ganar en calidad de vida. No tener que perder tiempo, sabiendo que el lunes tendré mi comida rica y puntual en la oficina, me permite poder disfrutar y planificar mejor mi tiempo personal. Además Pipe, mi perrito, está encantado de que le dedique más rato de paseo cuando llego a casa ?.

¿Qué otro tipo de cosas haces con todo el tiempo que ahorras en cocinar o hacer la compra?

La compra la sigo haciendo, aunque en menor cantidad, para cenar o para los fines de semana, pero esas tardes que me pasaba horas con el dichoso tupper (al final le cogí manía jaja) ahora lo dedico a hacer algo de ejercicio, he retomado un curso que tenía aparcado, quedo más con mis amistades, dedico más tiempo a nuevos artículos para mi blog o a cenar tranquila con mi pareja… disfruto y aprovecho más mi tiempo libre.

¿Qué valor te aporta Wetaca respecto a otras alternativas?  

Variedad, saber que como una buena cantidad equilibrada, que es comida casera y rica a un precio más que razonable… y tranquilidad, sé que el envío me va a llegar en una franja horaria puntual y en perfecto estado.

Tres tuppers de Wetaca que te llevarías a una isla desierta…

Costillas BBQ con patatas deluxe (no las había probado hasta que un día me animé y dije “verás cómo me a poner las manos…” y me alucinó: la carne deliciosa y sin necesidad de mancharme!!). Luego los platos de curry (curry verde, curry madrás…) y los arroces y pastas en su punto perfecto (Risotto fungi, Arroz con chipis, Arroz del señoret…) tres platos es imposible!!

Tras un largo tiempo con nosotros, ¿qué le recomendarías a aquellos que están pensando en pedir y aún no se han animado?

Pues sin duda les sorprenderá el sabor que es muy casero, rico, variado y un precio más que bueno, la comodidad de recibirlo donde quieras, en una hora programada, y la atención al cliente espectacular. Merece la pena probarlo y que lo descubráis… ¡¡dejar de sufrir con el tupper!!

¿Alguna sugerencia?

Se nota que todo lo que prepararais, tanto en la cocina como a la hora de crear los materiales de comunicación y logística… lo hacéis con cariño e ilusión porque lo transmitís y hacéis que la experiencia del cliente sea fundamental. Como directora de marketing me fijo mucho en esto y os felicito a todo el equipo. Es primordial cuidar a los clientes (y empleados claro!) porque son tus embajadores.