Queremos recordar historias inspiradoras como la de Antonio Surribas ahora que a la vuelta de vacaciones de Semana Santa sólo nos queda el último spring de la operación bikini. No debemos olvidar que antes de cincelarnos cual estatuas griegas para entrar en el traje de baño, el primer objetivo debe ser estar sanos. En esta entrevista Antonio nos comentó como después de más de dos años siendo fiel a nuestros tuppers había notado una notable mejoría en su salud e incluso su médico así se lo había transmitido.

Comer bien es fundamental para la salud pero es cierto que a veces la falta de tiempo y el estrés hace que no podamos organizarnos las comidas y terminemos optando por el archienemigo principal de nuestra alimentación: el típico picoteo para matar el hambre. No te culpes, nos pasa a todos, lo comes para matar el hambre y al final el verdadero homicidio lo acabas cometiendo contra tu salud.

Por eso es mejor que dejes de buscar un ‘móvil del delito’ y conozcas la experiencia de Antonio dónde nos cuenta como gracias a una mejor planificación con nuestro tuppers pudo dejar atrás el mundo del crimen gastronómico.

Antonio ¿Qué es lo primero que te llamó la atención de nuestro servicio?

Lo primero que llamó mi atención y que aún sigue haciéndolo es la calidad del producto, la duración del mismo en un estado óptimo y la absoluta facilidad que supone recibir en casa la comida que vas a necesitar durante la semana. Para una persona con poco tiempo, mucho trabajo, cierto nivel de exigencia en aquello que come y que, además, vive sola en una gran ciudad, se presentaba como una solución excepcional para todas esas comidas y cenas para las cuales no puedes dedicar el tiempo necesario.

¿En qué medida te hemos ayudado?

Durante estos dos años he ganado infinidad de tiempo libre y calidad en la alimentación de cada día. Me encanta cocinar con tiempo por delante, acompañado de mi novia y con una copa de vino, pero, evidentemente, en el día a día, el tiempo apremia y la ocasión no se presenta tanto como uno quisiera, por lo que Wetaca surgió como la solución perfecta para comer bien, sin necesidad de emplear apenas tiempo en ello y a un precio asumible.

¿Es cierto que el médico te ha comentado que tu salud ha mejorado?

Así es. Durante el primer año y medio como cliente de Wetaca, únicamente realizaba pedidos para las cenas de lunes a jueves y alguna comida del fin de semana. Sin embargo, debido a un cambio laboral y dejar de tener comedor de empresa, también he pasado a comer cada día los tuppers de Wetaca. Al pasar de comer el típico menú del día a comer y cenar Wetaca, he perdido seis kilos y en la última analítica todo estaba en perfecto estado.

¿Cuáles son tus tres platos favoritos de Wetaca?

Complicado decidirme. Soy un gran fan de los “currys” de Wetaca, por lo que elegiré el Curry verde de pollo. También el Bacalao con parmentier de ajo negro y el Arroz de ternera y setas.

¿Qué les recomendarías a aquellos que están pensando en pedir y aún no se han animado? 

Que lo prueben. Que no lo duden ni un instante. Desde el momento en que realicen el primer pedido pasarán a ganar calidad de vida y de alimentación. En mi caso, se han acabado los fritos, los congelados y la comida rápida a domicilio.

Si como Antonio quieres empezar a organizar mejor tus comidas y comer bien todos los días prueba a realizar tu primer pedido con el código de descuento de 10€  WESANO.

 

 

¿Te gusta lo que lees? 

Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más contenido como este