Nutrir en tiempos de pandemia

El 14 de marzo se decretó un estado de alarma nacional y nuestro mundo cambió. En este tiempo de confinamiento hemos dado de comer a 11,800 personas para que puedan centrarse en lo importante y cuidar de las personas que quieren. Este reto nos ha transformado como empresa.

Estas son las caras y las historias de las personas que lo han hecho posible.

Enciende el sonido para una mejor experiencia

Clica aquí para ver las imágenes

Son las 5:35 am en la estación de RENFE de Villaverde Bajo. Wetaca es una de las pocas empresas esenciales que pueden operar durante las primeras críticas semanas del estado de alarma. Este es Andrés de nuestro equipo de Mise, va de camino a nuestro obrador en Villaverde Industrial y espera al tren en un andén vacío.

Para asegurarnos de proteger la salud de nuestro equipo y seguir operando, dividimos nuestro equipo en dos turnos. Los primeros entraban a las 6am y los últimos salían a las 10:30pm. Era marzo y seguía haciendo frío por la mañana. Aquí vemos a Andrés y a Eduardo llevando el nuevo uniforme de Wetaca: mascarilla.

Son las 5:50am y los cocineros van llegando a cuentagotas. No podemos estar más de tres en el vestuario. Este es Borja que en plena cuarentena recibió la noticia de que iba a ser padre. La mascarilla es incómoda cuando uno pasa 6 horas delante de un fuego haciendo arroces, como los que hace él. Pero cuidarse para cuidar a su familia y a sus compañeros se convirtió en prioridad.

Este es Juancho midiendo la temperatura a la que llega la carne de Norteños, uno de nuestros proveedores de carne de los que nos sentimos más orgullosos. Con el cierre de los restaurantes el 60% de su negocio resultaría afectado. Para apoyarlos decidimos ofrecer sus productos en nuestra web. Nunca antes habíamos vendido producto fresco pero la situación nos obligó a aprender muy rápido.

Este es Steven y está moviendo un palet con 600 litros de leche fresca que nos mandan directamente desde Asturias. Cada semana consumimos dos palets como estos en parmentiers y béchamels para nuestras lasañas. Con la cuarentena, todo se multiplicó. Dejamos de hablar de cientos y comenzamos a hablar de toneladas.

Aquí están Álex y Steven apilando cajas de Pasta La Molisana para dejar todo preparado para cuando entre el equipo de cocina por la mañana. En este tiempo hemos tenido que trabajar como relojes. Cualquier fallo significaba no llegar a tiempo y no tener la comida lista para los pedidos de la semana. Un lujo que no nos podíamos permitir.

Este es Aitor, el líder del equipo de Mise en Place donde cortamos todos los ingredientes de nuestros platos. Aitor llevaba un mes de baja por apendicitis. Cuando volvió todo había cambiado.

En Wetaca cortamos y limpiamos alrededor de 300 kilos de verdura al día. Siempre usamos guantes de nitrilo con un grosor de 4 gr. Esos guantes azules son como nuestra segunda piel. Al inicio de la pandemia los suministros comenzaron a escasear y tuvimos que cortar todo con guantes de 16 gr, mucho más gruesos y rígidos. Cortar y limpiar un simple pimiento se volvió dificilísimo.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

La orden de producción es la biblia de nuestra cocina. La pegamos en la pared a lado de Dani, el último responsable de que todo salga como debe. En ella apuntamos qué platos tenemos que hacer, quién los hace y cuánto tiempo nos han llevado. Consultándola están Kristy y Mario, responsables de algunos de los mejores platos de salsa y brasa de nuestra carta.

Así es como hacemos las lasañas en Wetaca. Es todo organización, coordinación y trabajo en equipo para poder sacar el doble de comida en el miso tiempo. Lo llamamos El Fuerte. Cinco personas, cada una hace una parte para avanzar más rápido. Una pesa la cantidad de boloñesa, otra pone capas de pasta, una tercera reparte la salsa, una cuarta añade bechamel y la última espolvorea queso por encima. En cada bandeja van 15 lasañas.

Este es Borja preparándose para la batalla de los arroces, uno de nuestros platos más elaborados en carta. Todo lo preparamos desde cero: el caldo, el sofrito, la cocción de la carne. Borja lleva arnés para mantener la espalda recta cuando mueve las cazuelas con las que cocina. Cada día prepara 28 cazuelas de arroz. Cada cazuela tiene 30 raciones y cada ración pesa medio kilo.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Dani es nuestro jefe de cocina.
Su equipo de 12 cocineros se ha dividido en dos turnos para evitar cualquier contagio. En este tiempo ha contratado a 30 nuevos cocineros. Mantener la seguridad de su equipo y que, a pesar de todo, sigan disfrutando de su trabajo y sintiéndose en familia ha sido uno de sus mayores retos.

Nutrir en tiempos de pandemia

CRÉDITOS

Fotografía y sonido: César Hernández
Diseño: Sandra Moreno
Maquetación: Sandra Moreno y Carlos López
Texto y dirección creativa: Gabriela Lendo

Lorem Ipsum is simply dummy text of the printing and typesetting industry. Lorem Ipsum has been the industry's standard dummy text ever since the 1500s, when an unknown printer took a galley of type and scrambled it to make a type specimen book.

www.wetaca.com